desaforos, emprende

Jueves emprendedor: Coco Carabassa

23/08/2012

Llevaba unos días pensando en qué emprendedor presentaros como protagonista del retorno del “jueves emprendedor”, pero el otro día, al descubrir la historia de una de nuestras nuevas artesanas de Lanoa, tomé la decisión de que tenía que ser ella. Porque su historia es especial, y porque va muy relacionada con la historia que os conté para abrir esta nueva etapa de blog post vacaciones.

Hoy os presento a Angie, la persona que está detrás de Coco Carabassa.

Y os aviso que su historia os va a encantar…ella es una mamá valiente, emprendedora y creativa. Solo os digo eso…

Y va a ser la misma Angie quien os cuente su historia.

Nunca he visto mi trabajo como algo en lo que me pudira realizar como persona creativa. Envidio enormemente a aquellos que trabajan de lo que les gusta, han podido estudiar y formarse, y tienen la suerte de realizarse en el ámbito laboral.

Yo no he tenido esa suerte. Una adolescéncia rebelde y la falta de motivación por parte de las personas cercanas a mi, hicieron que no me interesara por mi carrera profesional. He trabajado en 100 cosas distintas, pero en todas ellas, mi cabeza chocaba contra el techo y en poco tiempo no podia seguir creciendo.

Esa falta de realización la he sabido suplir con otras cosas que si que me realizaban, como las manualidades y todo lo que tiene que ver con el diseño y la decoración. Desde muy joven dispuse de mi propio espacio que yo misma reformé y transformé hasta conseguir sentirme a gusto.

Hace ya tres años quedé embarazada de Hugo y mi vida dio un giro de 180º. Tuve un embarazo complicado, con lo que perdí mi trabajo y al finalizar la baja por maternidad me rompí la rodilla en un
accidente…

Lejos de desesperar por la falta de trabajo y la posibilidad de tenerlo a corto plazo, decidí tomar las circunstancias como una oportunidad y no como un bache. Al poco de nacer Hugo nos mudamos a vivir a la montaña y decidimos tomarnos las cosas con calma. Yo cuidaria de el niño, nos ahorrariamos la
guarderia y dispondria de tiempo y espacio suficiente para que la imaginación creciera y mis proyectos fueran tomando forma.

Empecé comprando un mueble antiguo y destartalado en un mercadillo. Lo restauré, lo pinté y de ahí empezaron a salir encargos para los vecinos, nuevas ideas, nuevas ilusiones…

He dejado las manualidades, ahora hago artesanía, que aunque parezca una tontería diferenciarlo, no tiene nada que ver… sobretodo, porque ahora doy valor a lo que hago. Por primera vez en mi vida me siento realizada en mi trabajo, aunque no tengo una nómina, ni vacaciones pagadas, ni dias de asuntos propios… pero tampoco tengo techo que me frene en mi crecimiento personal.

No sólo restauro muebles, tambien sigo haciendo cosas más livianas, más pequeñas, siempre diferentes… desde pulseras, pasando por alfombras, cajas decoradas, lámparas de crochet, juguetes para niños.

Hugo hace los test de calidad, si lo que hago resiste por el paso de sus manos, pasa el exaustivo control, si consigue romperlo o dañarlo, se debe mejorar el diseño y los materiales!

A veces la vida nos pone en situaciones que vemos muy oscuras, pero el poder de iluminarlas reside en nosotros mismos, en las decisiones que tomemos y en cómo decidamos afrontar los inconvenientes. Voy despacio, paso a paso, pero por primera vez, estoy haciendo lo que quiero y deseo.

Me siento feliz y realizada. ¡Me gusta mi trabajo!

Pienso que Angie es una valiente, y un ejemplo a seguir. Me alegra mucho que se sienta realizada por fin. Desde mi experiencia sé que trabajar con un peque pululando a tú alrededor no es fácil, pero lo hace más rico y divertido.

Si pasáis por su página, su facebook o por la de su tienda en Lanoa, vais a encontrar las cosas tan bonitas que hace.

¡Encantada de tenerte en la familia de Lanoa!

You Might Also Like

1 Comentario

  • Reply vaninasblog 23/08/2012 at 10:27 AM

    Le deseo mucha suerte!!, vivan las valientes!

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: