desaforos, emprende, maternidad

My Slow life

25/02/2013

Llevo unos días en modo Slow Life, un poco forzoso, tomándome la vida con calma… no, no estoy enferma, pero el nano sí. La gripe ha entrado en nuestras vidas y este año la ha tomado con él….

Dentro de ventajas (y desventajas) del ser madre emprendedora es que cuando tienes que tomarte un tiempo libre, puedes hacerlo, y eso es lo que decidí hacer el jueves pasado: cambiar de modo voycorriendoatodaspartes a modo Slow Life, es decir, me tomo la vida con calma y le dedico el tiempo a lo importante, sin agobios y estreses.

Así que desde finales de la semana pasada me he unido al movimiento Slow, y la verdad es que no está nada mal su filosofía.

“Aprovechando” que el nano no quiso levantarse de la cama hasta casi el medio día, estuve leyendo a su lado el último número de la revista Kireei y ordenando mis ideas, que de tanto correr de un lado para otro, estaban un poco mezcladas…..

Justo este número de Kireei habla de la vida lenta.

Tardes de lluvia leyendo bajo las mantas, charlas con los amigos…. o simplemente disfrutar de una comida, el movimiento Slow nos invita a tomarnos la vida con más calma y a compaginar los momentos de estrés y tensión con el disfrutar de los momentos de tranquilidad.

Y eso es lo que he estado haciendo estos últimos días, mi mundo está como a cámara lenta, mi ritmo se ha adaptado al que pide el nano. Es su primera enfermedad pudiendo expresar como se siente, y la verdad es que lo llevo regular… cuando era más pequeño era todo más automático: sube la fiebre, baja la fiebre…el antibiótico… es la hora…

Pero ahora la cosa ha cambiado: mamá tengo frío, no me quiero levantar, me pica la garganta… o quiero el ipad de mamá (sí sí, para eso no está malito…). Ahora ya es un niño casi mayor (un poco bebé dice cuando quiere que lo achuchen), que reclama más atención, que te dice cómo se siente, y que quiere que compartas estos ratos con él.

Así que esta es mi Slow Life hasta que los virus decidan irse…. disfrutando de estar con él todo el tiempo: el que estemos en la cama, en el fofá o cuando se anima, jugando a las construcciones, haciendo puzzles o viendo cómo se pone el sol a través de la ventana.

Viendo la puesta de solAprovecho los ratitos que está bien, jugando solo o viendo dibujos en el Ipad para trabajar, contesto correos, os cuento mis inquietudes, o sigo preparando invitaciones de bodas o consejos DECO que últimamente me tienen muyyyy ocupada. Estos pequeños ratos me están cundiendo casi más que las largas jornadas de trabajo, estoy más concentrada y aprovecho mejor el tiempo.

Y además, aprovecho también esos ratitos, en los que a él no le apetece hacer nada, solo estar tumbado con mamá para pensar, pensar y pensar….inventar cosas nuevas y cambiar otras antiguas… (sí vale, no sé tener la mente desconectada del todo….)

Cada vez más me voy convenciendo de que SLOW LIFE es buena para todos, (sin virus por supuesto)… ya os contaré que tal sigo funcionando a esta velocidad…

¡Feliz Lunes!

You Might Also Like

9 Comentarios

  • Reply La niña sin nombre 25/02/2013 at 9:26 AM

    Un poquito de slow life me vendría bien, ¡Ay! Disfruta 🙂 y que se mejore el pequeño!

    • Reply ladymajan 25/02/2013 at 9:49 AM

      Pues te vas a tener que obligar 😉 pero que no sea porque la NSN se pone mala eh? Besos

  • Reply La niña sin nombre 25/02/2013 at 9:26 AM

    Un poquito de slow life me vendría bien, ¡Ay! Disfruta 🙂 y que se mejore el pequeño!

  • Reply Mama 2.0 25/02/2013 at 10:10 AM

    Ffua,como te entiendo! A mi me pasó hace un par de semanas… lo que pasa es que con dos y como uno continuaba con el día a día normal, no me pude relajar mucho… Por ganas yo me habría tumbado con el mayor a dormir hasta tarde pero tenía que levantar al peque temprano y me faltaban horas para atrapar el trabajo con el conseguiente agobio.
    Pero aun y así pasé muchos ratos haciendo compañía al mayor, jugando con él, leyendo a su lado y me gustó la sensación pero me sabió a poco… me habría gustado estar al 100% en modo slow…
    Así pues, cuidaros y aprovecha este nuevo estilo de vida que has descubierto para continuarlo cultivando cuando el peque se recupere… Tu misma has visto que incluso rindes más! Un beso!

    • Reply ladymajan 26/02/2013 at 4:13 PM

      Por ahora con uno me apaño, en un futuro si cambiara la cosa ya veríamos…estos ratos saben a poco, ojalá los tuviéramos también cuando están bien…. y la verdad es que me cundió muchísimo el finde y el lunes!

  • Reply Una princesa guisante 25/02/2013 at 11:18 AM

    Me ha encantado la entrada!!
    Y es que te entiendo muy bien……pero creo que es para bien, tenemos la posibilidad de, si lo necesitan, quedarnos con ellos, y aunque a veces sea un caos porque tenemos mil cosas que acabar/pensar/hacer/crear/mandar/deshacer y con ellos es dificil, si pones el modo slow y consigues entender que el tiempo que puedas vas avanzando y el que no, estas con ellos y ya está y no pasa nada se disfruta un montón 😉
    Es que guisante hace 15 días se tiró toooda la semana en casa con bronquitis y si, el primer día o me tiraba yo por la ventana o la tiraba a ella, jjejejeje, pero decidí jugar con ella, contarle cosas….y mientras dormia trabajaba, pensaba….. ya sabes 😉
    besos y achuchones al nano!!!

    • Reply ladymajan 26/02/2013 at 4:14 PM

      Pues esa ha sido mi actitud… me encanta que estemos en la misma onda 😉

  • Reply Snow time | 27/02/2013 at 3:29 PM

    […] el lunes os contaba como estaba siendo mi Slow Life de estos últimos días, hoy quería contaros las senciones que me produce la […]

  • Reply No-consejos para seguir la velocidad del mundo | caperucitarojayunomas 12/04/2013 at 11:53 AM

    […] me he acordado aquel post de Desaforando, My slow life. En serio os digo, queridos amigos del mundo cibernético, que no aguanto este ritmo, que me cuesta […]

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: