desaforos

Jueves emprendedor: ¿Qué tiene más mérito?

10/10/2013

Últimamente leo mucho sobre temas de emprendimiento “joven”. Entiendo al emprendedor joven como aquel chico/a que o todavía está en la universidad, y que tiene una idea, y la desarrolla, crea su empresa y con suerte, hasta tiene exitazo.

Gente joven que suele vivir con o de sus progenitores, y lo único que arriesga es que el proyecto salga o no bien.

Desde mi punto de vista, estos jóvenes emprendedores tienen mucho mérito, porque aunque no dependan de que su proyecto salga o no bien para su subsistencia (ni la de otros), han decidido tomar un camino para el que nuestra cultura española no nos ha educado. Vivimos, en general, en una sociedad en la que hasta ahora se valoraba más terminar tus estudios y encontrar un puesto fijo, que pudiera permitirte tener tu casa y una situación estable. Y más si eres mujer.

Digo en general porque por ejemplo, en mi caso, yo tengo los dos lados de la balanza: un padre empresario y una madre funcionaria. He vivido en mi familia la parte arriesgada, y la parte cómoda. Creo que eso ha sido siempre lo que ha equilibrado la balanza. Yo misma he trabajado por cuenta ajena durante mucho tiempo, un tiempo en el que me sentía encarcelada entre cuatro paredes, sin libertad creativa. Podía haber vuelto a ese tipo de vida, pero decidí optar por el otro lado de la balanza, ese que siempre me ha llamado pero para el que nunca me había atrevido. Decidí emprender, pero pasados los 30, y eso ya no es ser emprendedor joven.

Me da un poco de rabia que el se valore tanto a nivel medios noticias tipo “fulanito de veintipocos años” ha creado su empresa. Madre mía, qué crack….

Pocas son las noticias que hablan de: menganita, madre de dos niños, se reinventa para cumplir sus sueños…. O menganito de casi 50 y que se ha quedado si trabajo, se convierte en emprendedor de éxito…. Personas que buscan su propio camino cuando tienen mucho que arriesgar, cosas importantes como sus casas o la subsitencia de sus familias.

Si a todo esto sumamos que determinados programas de “apoyo” o formación al emprendedor están pensados para personas como el chaval de 25, que pueden parar su mundo durante unos meses, cambiar de vida y dedicarse por y para esos programas, nos damos cuenta de que no se está pensando en según que circunstancias. Programas que se venden que te van a ayudar a volar con tu empresa, pero no te cuentan los peros ni las condiciones.

Vale que tienes que sacrificar muchas cosas para conseguir tus sueños, ¿pero hasta que punto? Dejarlo todo, tu familia y tu vida…. o por lo contrario, buscar la manera de que las dos partes de tu vida sean compatibles. Es una decisión dura, aunque yo lo tengo claro.

Para mí, personalmente, buscar el equilibrio es lo más difícil, pero lo más importante. No concibo luchar por mis sueños si no tengo lo que es más importante para mí a mi lado. Aunque el camino sea más largo, y cueste más.

Y mi pregunta es…¿qué tiene más mérito? ¿Tirarte a la piscina siendo joven y sin nada que perder o emprender en (o con) familia?

You Might Also Like

7 Comentarios

  • Reply Ester 10/10/2013 at 11:23 PM

    Qué complicado…seguir sobre seguro tiene eso: seguridad, llegar a fin de mes, poder hacer proyectos a largo plazo…pero ¡¿Cómo seguir con el run run en la barriga de lo que realmente quisieras hacer, solo por no arriesgar?! Es un dilema difícil de resolver…

    • Reply ladymajan 11/10/2013 at 9:33 PM

      Desde mi experiencia te digo que en cuanto veas la oportunidad, esa luz en el camino, te tires a la piscina, tengas 20 o 60 años, si eso significa que vas a luchar por tus sueños. Eso seguro que te hace más feliz, y es lo importante.

  • Reply PañalArte 11/10/2013 at 10:11 AM

    Para mi, sin duda, lo más difícil es hacerlo cuando ya tienes familia!
    Yo todavía entro dentro del margen de “jóvenes” ya que tengo 27 años, pero también tengo dos hijos pequeños que mantener, piso, coche…
    Y ahora me encuentro en un trabajo fijo que me da estabilidad para mantener a mi familia pero a la vez, un trabajo por el que he perdido casi cualquier interés (después de 9 años) y en el que no me siento especialmente valorada.
    Por el otro lado tengo esa pasión, esa ilusión, ese sueño por el que hace ya mucho tiempo que lucho (restándole muchas horas a mi sueño y olvidándome por completo de cualquier tiempo de “relax” para mi misma) pero que, como un pez que se muerde la cola, no me ofrece las ganancias suficientes para dejar mi trabajo fijo por no poder dedicarle más tiempo y al que no puedo dedicar más tiempo porqué los días solo tienen 24h…
    Y si a todo eso le sumas un marido que te apoya mucho “de palabra” pero poco en hechos….pues eso, podéis imaginar lo difícil que es para mi decidirme a dar el salto…
    Madre mia, perdón por el rollo pero necesitaba desahogarme! jejeje

    Aún así, LO CONSEGUIRÉ!! Y ese día seré la mujer más feliz y más realizada del planeta!!

    • Reply ladymajan 11/10/2013 at 9:36 PM

      Claro que sí, lo conseguirás. Lo tuyo tiene más mérito aún. Sigue luchando, contra viento y marea, y algún día podrás dejar esa carga aburrida de tantos años y dar el salto ¡ánimo!

  • Reply desmadreando 11/10/2013 at 11:22 AM

    Para mi los dos son igual de loables. No es una cuestión de educación es una cuestión de personalidad. El chavalín que depende de sus padres y se avienta tiene mérito porque no sabe nada de la vida “real” de afuera y no muchos logran sobrevivir. La madre, padre o emprendedor maduro tiene su mérito porque ya sabe que hay y los tostones que hay que tragar pero ahora la sobrevivencia es una obligación sea como sea porque hay responsabilidades mayores. Un besote desmadroso y LAS COMPARACIONES SON ODIOSAS jajaja usted labre su camino y triunfe para ser feliz ¡eso es lo que vale a los 20, 30 o 70 años! 😛

  • Reply Laura 11/10/2013 at 12:26 PM

    Hola,
    Pues yo creo que teniendo una família a tu cargo es muy difícil, pero para los jóvenes que emprenden con esa ilusión del primer negocio-trabajo y tener que verse viviendo con sus padres, puede ser un poquito frustraste. Porque todos hemos tenido sueños de jóvenes y pienso que el que más ha sido poder tener tu vida, tu independencia.
    Por descontado que la ayuda que tienen viviendo con los padres es totalmente de agradacer y les va de perlas con los tiempos que corren, pero por ello mismo también es un poco triste que hoy en día el joven que quiera tirar adelante alguna idea-empresa-negocio, prácticamente sólo cuente con la ayuda de su familia.
    Así vamos!!

  • Reply Mamá de Cleo 14/10/2013 at 2:05 PM

    Creo que tiene mérito las dos cosas, tener una idea y luchar por llevarla a cabo creo que eso es lo importante, evidentemente hay situaciones que en las que resulta mas complicado dar el paso, pero luchas por lo que quieres es lo importante 🙂

    un abrazo

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: