desaforos, maternidad, niños

Aprendiendo a ser hermanos

21/09/2015

Nada más abrir los ojos lo busca, y su sonrisa cuando lo encuentra es de las que lo iluminan todo. Lo suyo por su hermano mayor es auténtica devoción y eso que solo “se conocen” diez meses juntos.

hermanosconocerse

Foto de Violeta Rodríguez

Quiere estar con él, jugar con él, subirsele encima, abrazarle y darle muchos muchos achuchones. Sus carcajadas cuando juegan juntos dan vida a la casa entera. Así es la relación de Littlenano con su hermano mayor.

hermanos jugando

Es alucinante ver cómo los dos seres que más quieres de este mundo se adoran mutuamente. El nano presumen de hermano pequeño en el cole, de los avances “mira mira, ese es mi hermano y ya se queda de pie ¡si solo tiene cero  años!” o “¿sabes que ese bebé es mi hermano?

Lo protege, interrumpe sus juegos para hacerle caso y aguanta con paciencia infinita que “la lagartija” le escale por la espalda para abrazarlo o le revuelva todos los legos. Incluso está pendiente de si se mete algún juguete en la boca o si se sube donde no debe, siempre con la frase de “Diegoooo noooo“, pero con tranquilidad y cariño.

hermanos playa

Y es que ellos, poco a poco van aprendiendo a ser hermanos. Que llegue alguien nuevo a tu vida y te quite el protagonismo y el trono de único es difícil, muy difícil, y lo sé por experiencia. Yo, como él fui hija y nieta única, y como en su caso “llegó el simpático” para quitarme el protagonismo (más bien la simpática y graciosa, la de la sonrisa eterna, mi hermana pequeña). Según cuentan “lo llevé” con sus más o sus menos, le robaba sus chupetes y le hacía de rabiar. Siempre he sido muy mandona y aunque me hacía caso, también perdía la paciencia y me las hacía pagar.

hermanos6blog

Yo también tuve que aprender a ser hermana, con ella, y con el que cuando yo tenía 13 años llegó para revolvernos nuestra vida.

Cuando vuelvo la vista atrás veo todas cosas que nos han pasado con el tiempo y creo que cada día tenemos que seguir aprendiendo a serlo, como lo están haciendo mis nanos.

Cuando los veo disfrutar, veo la complicidad que hay entre ellos, solo deseo que siga siendo así, que se apoyen el uno en el otro y que aprendan a crecer juntos.

Seguro que habrá veces que tendrán sus más y sus menos, pero lo que sí que me gustaría poder enseñarles es que al final, aunque cada uno sea diferente y escoja su propio camino, lo importante es saber que tu hermano o hermana es feliz ¿no os parece?

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja un comentario

Threesome
Orgy
Anal
Creampie
Anal
Anal
Anal
Anal
Threesome
Creampie
Blowjob