Browsing Tag

color

arquitectura, DECO, desaforos, diseño

Un paseo por Casa Decor 2019

10/02/2019

Si eres un apasionado de la decoración como yo y quieres descubrir las nuevas tendencias, ver como se experimentan con materiales, texturas y cómo a través del interiorismo también puedes dejarte llevar por tu imaginación, tienes una cita en Madrid: Casa Decor 2019.

Ir de visita a Casa Decor te permite, en un solo edificio, vivir distintas experiencias: puedes pasar de un pasillo que parece una joya de la naturaleza, a descubrir que existen chimeneas de vapor, “tomarte algo” en un bar punk hecho de mosaicos, pegarte un baño en un espacio Pop o descubrir que puedes traerte la playa a tu propia casa ¡todo es posible!

Y esto solo es posible cuando se deja libertad a arquitectos e interioristas para transformar todos los rincones de un maravilloso edificio señorial de tres pisos ubicado en pleno Barrio de Salamanca.

A lo largo del recorrido de Casa Decor descubrirás distintas tendencias de iluminación como son el espacio de Simon, de Mayice Studio en el que se experimenta con la luz como forma de energía, con piezas de cristal moldeadas con las que se realizan distintos efectos ópticos.

Otro de los espacios de iluminación y domótica que me llamó a atención fue el de Niessen, en el que de repente, pasamos de estar en el barrio de Salamanca, a trasladarnos a la playa de la Concha en San Sebastián gracias a su sistema SKY.

Salones de estilo ecléctico, mezclando lo tropical con lo chic como el de Maison du monde, con vegetación colgando del techo, que contrastan con espacios colindantes en los que las nuevas gamas de colores son los protagonistas como el de Valentine.

Un espacio que contrasta radicalmente con uno de mis favoritos, el creado por Miriam Aliá para Sicis Home Collection Madrid, un espacio Punky-popero, lleno de color utilizando el mosaico como protagonista. Como todo lo que hace su autora, una maravilla. Y por ello es uno de los más “instagrameados” de esta edición.

Pero tiene un gran competidor. Y es que el baño-vestidor creado por Patricia Bustos, con un estilo futurista es otro de los más fotografiados de la edición. Utilizando como base un juego de mosaicos de Hisbalit, nos lleva a los años sesenta por sus formas curvas, aunque a veces nos hace sentir como si estuviéramos dentro de una nave espacial.

Otro de los espacios que me robó el corazón fue el baño diseñado por Miguel Muñoz para Geberit, sencillo, elegante y con toques de color. Un espacio fresco en el que nos gustaría pegarnos un gran baño relajante, de esos con los que sueñas después de una semana intensa.

El restaurante de esta edición, firmado este año por Orac Decor, me llamó también mucha la atención por el revestimiento de sus paredes y el juego de materiales utilizados en su diseño.

Y como contraste con el resto de espacios, el de Ofelia Home Decor, una estancia atemporal, donde todo es imperfecto, con paredes desgastadas, con miles de objetos con historia. Me recuerda mucho a la que era la casa de mi bisabuela…. Un espacio de contrasta con el resto de la visita de Casa Decor y que es el principio “del final” de la visita.

La verdad es que la visita a esta edición de Casa Decor me encantó, además la hice muy bien acompañada con Carol de Hadas y Cuscús, y Alicia de Orden en Casa. Y sí, podría enseñaros muchos espacios más pero entonces ¡os lo desvelaría todo! Me fui cargada de ideas que aplicar en los proyectos que tengo entre manos y que espero poder contaros pronto, pero mientras tanto… si eres decolover, apunta en la agenda: “Visita a  Casa Decor antes del 10 de Marzo”.

Más info:

Casa Decor 2019. Calle de Núñez de Balboa, 86, 28006 Madrid. Más info en su web: https://casadecor.es/

 

 

 

desaforos, maternidad, niños, planes para el finde, viajes

5 planes para hacer en Tenerife con niños

07/08/2018

Cuando empezamos a organizar las vacaciones este año teníamos dudas entre repetir el plan de los últimos años, hotel con playa y piscina con amigos o hacer algo más de turismo, porque después de nuestro viaje anual vienen varias semanas de playa en mi tierra.  Al final pusimos en la balanza todo y decidimos hacer un “mix”: un plan de turismo pero con playa.

¿El destino? Tenerife. ¿La razón? El nano descubrió que existía el Loro Parque a través de Google Maps en el cole y desde entonces cada dos por tres nos decía que cuando íbamos a ir. Le gustan mucho los loros y le hacía mucha ilusión, así que decidimos buscar alguna combinación viaje+hotel que nos encajara y cuando la encontramos… ¡ya teníamos destino!

La verdad es que la experiencia ha sido muy buena, era la primera vez que viajábamos los cuatro solos haciendo turismo y hemos ido cuadrando los planes para mezclar turismo puro y duro con diversión.

Aunque me hice mi propio planning, muchas ideas y recomendaciones que utilicé para ello fueron del blog Tenerife con peques y luego fuimos adaptando las ideas a nuestros ritmos.

 

1- Visita al Loro Parque

Siendo la causa de nuestro viaje, la primera excursión la hicimos al Loro Parque  (Puerto de la Cruz). A pesar de que hace poco que estuvimos en el Zoo de Madrid, la experiencia no es comparable. El parque en sí es mucho más “natural” y se ve a los animales muy cuidados.

Según Trip Advisor, es el mejor zoológico de Europa. Llama mucho la atención por varias cosas: la cantidad de vegetación que tiene y que por supuesto ¡vayas donde vayas hay Loros! Vamos, el paraíso para los amantes de los loros como el nano, si además puedes estar cerca de ellos en el Aviario…. ¡felicidad absoluta!

Te recomiendan ir temprano porque el parque tiene horario “guiri” y cierra sobre las 18:30 h aproximadamente, por lo que si quieres ver todos los espectáculos y aprovechar el día, hay que madrugar. Aunque a nosotros nos costó un poco por la”resaca” del viaje y llegamos allí a las 11 y pico ¡directos a ver el espectáculo de los loros! Y qué decir que nos encantó, ese y ver la las Orcas en acción, son las mejores cosas del parque. Además del aviario, donde puedes ver a los pájaros de cerca sin estar enjaulados. Al final conseguimos ver todos los espectáculos y el parque completo, eso si acabamos muertos ¡pero mereció la pena!

Por cierto, si vais a ver el espectáculo de las orcas…. ¡sentaros a partir de la fila 8 o poneros el chubasquero! porque acabarás empapado…. Es alucinante verlas moverse con el tamaño que tienen y son una preciosidad.

2. Avistamiento de ballenas y delfines.

Para contrastar lo que habíamos visto en el Loro Parque y la paliza de día, al día siguiente buscamos un plan más tranquilo: fuimos a buscar Cetáceos en libertad en barco.

Como nos alojamos cerca del puerto de Los Cristianos, nos acercamos allí para coger un barco. Había varias opciones de barcos pero al final, como nunca habían subido en uno los niños y no sabíamos si se mareaban o no, decidimos descartar el velero y subimos a uno más sencillo, el Travelin’ Lady.

La embarcación sale desde el muelle de Los Cristianos, navegando mar adentro hasta alejarse unas 3 millas de la costa. Nosotros pudimos ver con tranquilidad varios grupos de ballenas piloto y un par de delfines ¡los muy listos están siempre cerca de las piscifactorías para comerse el pescado que se escapa!

Son unas dos horas navegando y la verdad es que en nuestro caso, la experiencia fue muy chula. La tripulación se portó genial con los peques ¡y hasta les dejó pilotar!

En las aguas de Tenerife tienen el privilegio de contar con gran variedad de delfines y ballenas. Se han identificado más de 29 especies diferentes en aguas canarias (esto supone un 34% de la diversidad mundial), lo que convierte a estas islas en un lugar privilegiado para la observación de cetáceos ¡había que aprovecharlo!

3. Excursión al Teide

Una de las excursiones que sí o sí teníamos que hacer era la del Teide. Teníamos claro que hasta arriba no íbamos a subir porque Little nano es muy pequeño para los cambios de presión del Teleférico, así que hicimos la ruta en coche que va desde el sur hasta el norte.

Y como en esta casa algunos nos mareamos, el plan era hacerlo sin prisa y parando todo lo que pudiéramos, en cada mirador, para disfrutar del paisaje y así también evitamos mareos.

Lo hicimos en una mañana, empezando desde los Gigantes y terminando en La Orotava para comer. La verdad es que fue una excursión para no olvidar. Cada parada era una aventura, había que investigar el paisaje, comparando cómo cambiaba de una zona a otro ¡si hasta parecía que estuviéramos en la Luna!

Una de las cosas que más nos llamó la atención fue que cuando bajábamos no se veía el mar, si no un “mar de nubes”…. ¡impresionante!

4. Lago Martiánez

De bajada del Teide, paramos a comer en La Orotava y dimos una vuelta por el pueblo que fue precioso antes de bajar al Puerto de la Cruz, nuestro siguiente objetivo: El Lago Martiánez, un impresionante complejo de piscinas artificiales de agua de mar y un gran lago con jardines etc…

Cuando miramos por internet el horario ponía que cerraba a las 19:30 así que entre que llegamos a comer tarde a la Orotava etc, llegamos a la puerta cuando eran las 17.50 y la señora de la puerta “muy maja ella” no nos quería dejar entrar porque según ella el cierre del acceso era a las 18.00h. Después de quejarnos y llorar un poco, conseguimos que nos dejaran entrar y disfrutamos durante un buen rato de este paraíso…. eso sí, si alguna vez vais os aviso, es un lugar precioso pero… ¡no esperéis piscinas calentitas! Al menos ese día…. estaban congeladas, cosa que no es impedimento para los peques que por supuesto ¡no salieron del agua!

Por apurar planes no estuvimos todo el día pero es verdad que cuando entramos la mayoría de la gente ya se había ido y los teníamos casi para nosotros solos….

5. Playas para niños

Aunque llevábamos una lista enorme de playas para poder ir con niños, el tiempo era limitado y no pudimos ir a todas las que queríamos (¡nos tocará volver!). Estuvimos en varias cercanas al hotel como la de Los Cristianos y o Las vistas, que la verdad que para ir con los niños están fenomenal porque son muy tranquilas, pero también quisimos probar algo distinto.

Por eso no pudimos irnos del Puerto de la Cruz sin visitar la preciosa Playa Jardín ¡y dejar como recuerdo nuestras construcciones de piedra!

Y como despedida nos fuimos a descubrir la playa de El Médano, siendo conscientes eso sí de que era una playa para surfear ¡pero queríamos algo distinto!

La verdad es que la playa es preciosa, y tiene varias calitas en las que refugiarte del viento y perfectas para ver a los surferos en acción y para… ¡saltar olas!

Allí pasamos nuestra última mañana en Tenerife, de donde nos fuimos encantados del viaje, de haber descubierto cosas nuevas, con la tripa llena de papas arrugás y pescado fresco y muchas ganas de volver para ver todo lo que nos hemos dejado pendiente.

Así que sí, Tenerife ¡volveremos!

 

 

 

desaforos

De pasarela:Sí quiero con Bodabook

04/03/2014

El martes pasado tuve el lujo de ser una de las invitadas a disfrutar de la Pasarela ‘Sí, quiero’, que organizaba Bodabook. Como ya os conté, su fundadora, Mª José Navarro, fue una de mis mentoras durante el concurso de Madrid Emprende Yo Dona y a partir de ahí hemos establecido un vínculo con ellas, como la colaboración que hice con su bodabox o muchas cositas que estamos preparando con Handbox y que todavía no os puedo contar 😉

En la pasarela, los diseñadores de los principales atelieres de novia de nuestro país nos realizaron una muestra de sus propuestas para las bodas de esta temporada.

Sabéis que no suelo prodigarme por “saraos nocturnos”, pero esta cita no nos la podíamos perder, por ser quienes eran y porque sabíamos el trabajo y esfuerzo que había detrás, así que el martes mi socia y yo nos pusimos nuestras mejores galas, dejamos a los papis ejerciendo como tal y nos fuimos a disfrutar del gran evento.

Nada más llegar, comprobamos que el escenario no podría ser mejor: el Círculo de Bellas artes era el lugar perfecto para celebrar un desfile de alta costura, y si además estaba decorado por Masshiro.

Masshiro

Masshiro

Es la segunda vez que voy a una pasarela de moda, y la verdad es que la experiencia me encanta, pero si además sabes todas las ganas y el esfuerzo que hay detrás de la misma, lo disfrutas mucho más.

En el desfile participaban una selección de diseñadores de alta costura: Sole Alonso, Isabel Núñez, Elio Berhanyer, Pol Núñez, Carmen Halffter, Isabel Zapardiez, David Christian, Ágatha Ruiz de la Prada y Protocolo y la maestra de ceremonias fue la guapísima Nieves Álvarez.

elio

Carmen Halffter, David Christian y Elio Berhayer

Carmen

Isabel Zapardier – Pol Núñez – Sole Alonso

agatha

Protocolo y Ágatha – fotos del desfile por Lazarina Kanorova

La verdad es que los vestidos, en general, no podían ser más bonitos. Muchos de ellos consiguieron dejarnos a todos los asistentes con la boca abierta. Había para todos los gustos: más tradicionales, más vintage o totalmente rompedores como los de Ágatha, cosa que nadie dudaba. Como decían en el detallito dulce que nos dio Bodabook, ‘Para gustos, colores’

Detalle dulce de Bodabook

Detalle dulce de Bodabook – foto por Lazarina Kanorova

A mí personalmente, la que más me gustó fue Sole Alonso, si a día de hoy tuviera que elegir vestido de novia, acudiría a ella seguro. Podéis ver el desfile completo en este video de Mujer hoy.

Y después del desfile, vino el photocall y la fiesta. La verdad es que estuvo todo perfecto. Hasta Esther y yo nos atrevimos a posar y todo!!! Me encantaó volver a coincidir con Sonia, de El rincón de Sonia y conocer a Ana María de Mimoki.

Os dejo con un detalle que me encantó y es el árbol de Giorgio Armani y su Sí, en el que apuntabas tus deseos. Además perfumaba el ambiente con su nueva colonia ¡impresionante!

Sí a la vida

El árbol del Sí, quiero

Y a tí, ¿cuál es el vestido que más te gusta?

compras, desaforos

Una tienda en París o como ser valiente para cambiar de vida

15/04/2013

Una de las pocas cosas que me hace desconectar de la carrera constante en la que se ha convertido mi vida en estos últimos meses, es la lectura. Por eso de vez en cuando me obligo a tener un nuevo libro y a quitarme algunas horas de sueño para poder evadirme.

Yo soy de esas que se engancha a los libros, y lo lleva consigo a todas partes, para aprovechar cualquier mínimo rato libre para seguir leyendo. Pierdo horas de sueño pero gano en desconexión, y  esto de vez en cuando se agradece.

Cuando llegó la semana santa, y con el listado tan largo de “to do” que tenía para la vuelta, decidí que iba a buscar un buen libro para desaparecer, al menos durante unas horas.

Llevaba tiempo queriendo leerme “Una tienda en París” de Màxim Huerta.…sí, ahora me diréis algunos: “¿¿pero “ese” escribe?? ¿no es presentador de la tele?¿no era el de las noticias que se pasó al corazón? Pues sí, y más de uno seguro que pensáis… va, este que trabaja con Ana Rosa, seguro que “no vale pa’na” .

Pues estáis equivocados. Màxim lleva ya unos cuantos libros sobre sus espaldas, y os puedo decir que los he leído todos, aunque no por orden de publicación. Empecé con El susurro de la caracola, recomendado por una amiga, y con las mismas reticencias que seguro que tenéis algunos, y terminé enganchándome a su manera de escribir. A partir de ahí me los he leído todos, antiguos y nuevos.

Y sí, me han encantado.

Así que, Una tienda en París” era ir sobre seguro si quería desconectar y evadirme, desapareciendo del mundo real durante unas horas.

Me encantó el libro, es más, me lo leí en día y medio (cosas que puedes hacer en vacaciones), porque es uno de esos libros en los que el autor consigue transportarte al escenario del libro, en este caso, a París, y puedes con la protagonista, recorrer sus calles, disfrutar de su esencia, y además compartir sus emociones.

No os voy a contar el argumento en sí, porque creo que es un libro para leerselo y no quiero chafároslo, pero sí me gustaría que supierais que el trasfondo del libro va sobre segundas oportunidades en la vida, cómo cuando tu vida es gris y aburrida, puede llegar una señal que haga que decidas, de un día para otro, cambiarla. Màxim juega con metáforas sobre el color y que eres tú quien tiene que decidir en qué momento le tienes que dar color a tu vida.

Habla sobre ser valiente, y buscar tu propio camino cuando sientes que estás atascado en el que estás siguiendo, y como, si sigues tu corazonada, puedes coger el correcto, que te lleve a la felicidad.

Entendiendo que es una historia, y que no siempre, dejarlo todo y salir corriendo es tan fácil, pero me quedo con el concepto de luchar por lo que uno quiere, por lo que le gusta, y conseguir, al final, darte tú mismo el color a tu vida.

Como sabéis, yo llevo ya algún tiempo luchando por avanzar en ese camino, para conseguir inundar mi vida de color, y tengo la esperanza de que he elegido la ruta correcta, aunque de vez en cuando aparezcan obstáculos que quieran que frenes, hay que seguir luchando por conseguir aquello que crees que te llenará, e incluso, si te lo pide tu corazón, añadir nuevos proyectos y metas que creas que pueden ayudarte a traer ser un poquito más feliz.

¡Que tengáis un buen inicio de semana!

desaforos

Una de desaforos

27/06/2012

Hoy os traigo un post-esencia de lo que empezó siendo este blog, y es que es en sí un Desaforo… algo que descubres por la calle y te llama la atención. Lo fotografías, te lo guardas y en cuanto puedes lo descubres al resto del mundo…

Estos contenedores de vidrio me llamaron mucho la atención el otro día en Alicante… fotografié el primero que descubrí para enseñaroslo y luego me di cuenta que había muchos más repartidos por la ciudad….

20120627-010041.jpg

Investigando un poco para poder contároslo bien, he descubierto que hubo un concurso en Alicante, llamado  Sprayate convocado por la Concejalía de Atención Urbana del Ayuntamiento de Alicante e Inusa, empresa adjudicataria del servicio de limpieza y recogida de residuos en el municipio.

En él los grafiteros intenta plasmar sobre contenedores urbanos de vidrio su particular visión de la sostenibilidad, el reciclaje y la conciencia ecológica.

¿no os encanta la idea? Un poco de color a la monotonía urbana.

20120627-010033.jpg20120627-010025.jpg

20120627-010114.jpg¿qué os parece?

¡Feliz miércoles!