Browsing Tag

maternidad

maternidad

5 recuerdos de este verano

10/09/2014

Lo sé, este año las “vacaciones de blog” han sido más largas de lo normal pero como os conté, necesitaba tiempo para mí y los míos, y me he tomado el propósito en serio. Lo importante es que he vuelto ¿no?

Y lo hago siguiendo una iniciativa de la madre novata que me pareció la mejor manera de volver después de este descanso tan largo. Estoy segura de que leyendo este post, entenderéis mejor el porqué de esta “desaparición”.

Podría haber seleccionado muchos más momentos, pero tenía que elegir solo cinco y creo que éstos son los que mejor ilustran lo que han sido estos meses.trabajo

Han sido muchas las mañanas que hemos compartido el nano y yo “trabajando codo con codo”. Yo en mis proyectos y él en sus dibujos de caballeros y piratas. La verdad es que este año se ha notado que ya es más mayor y que además le ha cogido el gusto a dibujar. Gracias a eso ha sido más fácil lo de conciliar la vida laboral y la familiar.

gorrito

Uno de los momentos más importantes de este verano fue decirle al nano que a finales de año iba a convertirse en hermano mayor. Después de alargarlo todo lo que pudimos y pensar cómo decírselo su respuesta fue. “Vale mamá, ¿y cómo han metido al bebé en la tripa” y es que a veces parece que los mayores le damos más importancia a las cosas de lo que debemos.

Como habréis supuesto, esta es una de las razones por las que me he tenido que tomar estas vacaciones tan largas, y es que ampliamos la familia con un littlenano a finales de año 😉

vacaciones

Las vacaciones con los amigos. Este año decidimos alquilar junto con varios amigos una casita preciosa en la cosa de Alicante, muy cerca de Denia, y aunque podría decirse que ir de vacaciones con 5 niños con edades comprendidas entre los 2 y los 10 años no es lo más relajante del mundo, nos lo pasamos fenomenal y desconectamos por completo de la rutina diaria. El nano cada dos por tres me pregunta que cuando volvemos ¡Os tengo que enseñar la casa porque es una preciosidad!

aficiones

Un momento que me ha encantado ha sido poder dedicarle por fin un ratito a probar la chalk paint, sí sí, después de un año entero dedicándome al mundo de los tutoriales DIY con Handbox, aunque no os lo creáis, no había podido ni probarlo, ni dedicar un ratito a lo que más me gusta…. ¡tenía a mi hobby abandonado! Por eso, y aprovechando una visita preciosa a Gata de Gorgos para hacer aprovisionamiento de capazos, por fin probé la pintura para customizarme mi capazo de verano.

cumpleaños

Y como todos los veranos desde que el nano llegó a nuestras vidas, uno de los momentos más importantes es su cumpleaños, durante todo el verano ha querido ser pirata, policía o caballero, pero el día de su cumple decidió que iba a ser bombero cuando su tía le regaló el disfraz y vestido como tal sopló las velas de la celebración familiar. ¡Y eso que lleva todo el verano diciendo que tiene 4 años! “Porque el que tiene 4 tiene 4 y punto”

Como veis ha sido un verano de disfrutar de las pequeñas cosas y de las personas a las que quiero. Espero que el vuestro haya sido tan bueno ¡o mejor!

niños

Los niños de tres años no son unos imbéciles

15/05/2014

Hace un tiempo leí un artículo en Sarah Fader que se titulaba “Los niños de tres años son unos imbéciles” (ahora lo han cambiado a los niños de tres años son unos cabrones, que para el caso es igual de despectivo). El artículo está publicado en el Huffington Post y en él esta “bloguera de paternidad” cuenta sus frustraciones hasta el punto de afirmar que “son los seres más insoportables de toda la Faz de la Tierra”

Cuando leí el artículo me indigné, yo tengo un niño de tres años en casa y no veo las cosas así, y hasta hoy no había encontrado el momento. Partiendo de la base de que no todos los niños son iguales, personalmente creo que la etapa de los tres a los cuatro años es maravillosa, porque es justo ese momento en el que pasan de ser bebés a ser “niños mayores”.

En el artículo dice que en cuanto cumplen los tres años, “se descontrolan y se asilvestran”.

No estoy de acuerdo. Cada niño es diferente, y estoy segura de que no todos se asalvajan, ni se convierte en robots que dicen que NO a todo. Todo lo contrario, a partir de los tres años puedes empezar a tener conversaciones con ellos, a intentar hacerles razonar y a llevarles por el camino por el que tienen que ir. Son miniadultos con lo que puedes pasar momentos geniales.

Los niños de tres años son curiosos y activos, todo lo quieren saber y todo lo preguntan ¿eso es malo? Yo creo que no.

niños curiosos

Soy consciente de que hay niños más rebeldes y otros más tranquilos, unos que obedecen más y otros a los que les cuesta, unos más maduros y otros menos. Es cuestión de personalidad, pero también de educación. Es cuestión de tener paciencia, intentar no perder los nervios y sobre todo que ellos no lo noten. Esta parte es muy importante.

El nano está más cerca ya de los cuatro (¡cómo pasa el tiempo de rápido!) y durante este año os puedo decir que he disfrutado de él, he visto como maduraba, cómo de repente hacía razonamientos de mayores de esos que te dejan con la boca abierta, o te traía un dibujo de esos que no podías creerte que lo había hecho él. ¡Hasta cómo escribía su nombre!

Para mí los tres años están siendo más fáciles (y menos agotadores) que los dos, en los que era más bebé y más dependiente. ¡No es Hace las cosas básicas solo y muchas veces somos un equipo. ¡¡¡Y eso me encanta!!

happy

El nano no pasa de todo como dice el artículo, es posible negociar con él y explicarle las cosas, no siempre conseguirás convencerlo, está claro, y se cogerá sus disgustos, pero en general no es tan difícil…. es cuestión de tener mucha paciencia y firmeza en tus palabras.

No voy a contaros que todo es maravilloso, por supuesto que de vez en cuando tiene una rabieta porque no quiere hacer lo que le dices o porque le regañas porque ha hecho una trastada. Es más, eso que dice en el artículo de que “Diga lo que le diga, no le importa una mierda”, en mi caso no es así. Tengo un niño al que le importa (y mucho) que le des tu aprobación y tu cariño, y lo valora y lo siente.

No todos los niños son desafiantes, ni se dedica a ser un unos “cabrones” con sus padres. No os lo creáis que no es verdad, os lo puedo asegurar.

Los niños son niños, van cambiando con el tiempo y tú tienes que ir adaptándote con ellos, creciendo con ellos. Puedes tener mala suerte, que te salga un niño “malo o cruzado” que haga que el día a día sea mucho más difícil…. pero también puedes tener suerte de que te salga un niño tranquilo y cariñoso, en el fondo todos tienen sus cosas buenas y sus cosas malas…. pero de ahí a generalizar como lo hacen el artículo….

¿Creéis que es justo meterlos a todos en el mismo bote? Yo no, lo tengo claro.

 

 

 

emprende

Jueves emprendedor: ventajas y desventajas del emprendimiento

24/01/2013

Hoy es un jueves emprendedor especial. Hace una añito estaba yo celebrando mi cumpleaños con unas compañeras del curso de escenografía y pensando que hacer con mi vida, unas largas conversaciones, unos ánimos y unos meses después arrancó mi mundo emprendedor.

Estos últimos días han sido un poco raros. Después del “subidón” de los eventos, la parada en seco me ha pasado factura. Me sentía rara, era como si faltara un poco de presión e intensidad a los días, aunque la realidad es que me hacía mucha falta. No sé si era eso, que se acercaba el cumpleaños con la familia lejos (como siempre) o qué era, pero hablando con otra mosquetera, ella se sentía más o menos igual, así que supongo que será una reacción post-eventos.

Han sido días de reflexiones, de nuevas ideas y reorganizaciones. También han sido días de valoraciones, de ver cómo van las cosas, de bajones y subidones, y de ánimos, de vamos A POR TODAS, y de JUNTOS PODEMOS.

Han sido días de reflexiones sobre el mundo del emprendedimiento. El mundo emprendedor está lleno de ventajas, y también de desventajas. En mi caso la “crisis” me ayudó a ser lo que soy ahora y estoy muy orgullosa de ello. Con sus pros y sus contras. Con su creatividad y con su intestabilidad….

El otro día leía a las Hermanas Bolena hablando sobre creatividad y emprendimiento, de echarle valor, y también de los miedos que te surgen, como el temblar cada vez que llegan los seguros o la hipoteca, o se te rompe el coche….. Fue un post que llegó en el punto justo de mi momento reflexivo y que me ha servido para darme el empujoncito a tirar pa’lante.

En mi caso, el emprendimiento ha ayudado al resurgir de mi creatividad, que se había quedado encerrada en las cuatro paredes de mi ex-estudio coaccionada por unos jefes tiranos y muy muy cuadriculados. El emprendimiento, en sus primeros meses, ha ayudado a que pudiera estar más con el nano que si estuviera en una oficina hasta las mil, a no tener que pedir permiso a nadie si estaba enfermo o si necesitaba un poco de atención.

Son las ventajas del emprendimiento, sabes lo que tienes que hacer, y puedes organizarte las horas como mejor se adapten a tu vida. Si tengo que trabajar por las noches para estar con mi hijo por el día porque lo necesite, lo haré, estoy segura.

Pero estos últimos tiempos, con la intensidad y el ritmo del 200% que hemos llevado, a él también le ha pasado factura. Los eventos conllevan reuniones y mucho mucho trabajo “diurno”, que nos ha quitado horas de estar juntos, de trabajar su evolución (tema pañal, etc), y yo me iba dando cuenta pero no podía luchar con ello.

Este frenazo en seco después de los eventos nos está viniendo muy bien a los dos para poder disfrutar de tardes juntos, pintando, jugando y xarrando, aunque eso conlleve una vez más trabajar por la noche. NO ME IMPORTA.

Como veis, entre las ventajas del mundo emprendedor tienes el poder (casi-siempre) organizarte tu horario… y hoy por ejemplo, por ser un día especial, me lo voy a tomar “libre”….. tomaré un café emprendedor de esos que me encantan, compartiré muchas ideas, y luego disfrutaré de mi familia lo máximo que pueda… porque para eso soy mi propia jefa 😉

Así que…..

Let’s party!

¡Feliz jueves emprendedor!