desaforos, maternidad, niños, planes para el finde, viajes

5 planes para hacer en Tenerife con niños

07/08/2018

Cuando empezamos a organizar las vacaciones este año teníamos dudas entre repetir el plan de los últimos años, hotel con playa y piscina con amigos o hacer algo más de turismo, porque después de nuestro viaje anual vienen varias semanas de playa en mi tierra.  Al final pusimos en la balanza todo y decidimos hacer un “mix”: un plan de turismo pero con playa.

¿El destino? Tenerife. ¿La razón? El nano descubrió que existía el Loro Parque a través de Google Maps en el cole y desde entonces cada dos por tres nos decía que cuando íbamos a ir. Le gustan mucho los loros y le hacía mucha ilusión, así que decidimos buscar alguna combinación viaje+hotel que nos encajara y cuando la encontramos… ¡ya teníamos destino!

La verdad es que la experiencia ha sido muy buena, era la primera vez que viajábamos los cuatro solos haciendo turismo y hemos ido cuadrando los planes para mezclar turismo puro y duro con diversión.

Aunque me hice mi propio planning, muchas ideas y recomendaciones que utilicé para ello fueron del blog Tenerife con peques y luego fuimos adaptando las ideas a nuestros ritmos.

 

1- Visita al Loro Parque

Siendo la causa de nuestro viaje, la primera excursión la hicimos al Loro Parque  (Puerto de la Cruz). A pesar de que hace poco que estuvimos en el Zoo de Madrid, la experiencia no es comparable. El parque en sí es mucho más “natural” y se ve a los animales muy cuidados.

Según Trip Advisor, es el mejor zoológico de Europa. Llama mucho la atención por varias cosas: la cantidad de vegetación que tiene y que por supuesto ¡vayas donde vayas hay Loros! Vamos, el paraíso para los amantes de los loros como el nano, si además puedes estar cerca de ellos en el Aviario…. ¡felicidad absoluta!

Te recomiendan ir temprano porque el parque tiene horario “guiri” y cierra sobre las 18:30 h aproximadamente, por lo que si quieres ver todos los espectáculos y aprovechar el día, hay que madrugar. Aunque a nosotros nos costó un poco por la”resaca” del viaje y llegamos allí a las 11 y pico ¡directos a ver el espectáculo de los loros! Y qué decir que nos encantó, ese y ver la las Orcas en acción, son las mejores cosas del parque. Además del aviario, donde puedes ver a los pájaros de cerca sin estar enjaulados. Al final conseguimos ver todos los espectáculos y el parque completo, eso si acabamos muertos ¡pero mereció la pena!

Por cierto, si vais a ver el espectáculo de las orcas…. ¡sentaros a partir de la fila 8 o poneros el chubasquero! porque acabarás empapado…. Es alucinante verlas moverse con el tamaño que tienen y son una preciosidad.

2. Avistamiento de ballenas y delfines.

Para contrastar lo que habíamos visto en el Loro Parque y la paliza de día, al día siguiente buscamos un plan más tranquilo: fuimos a buscar Cetáceos en libertad en barco.

Como nos alojamos cerca del puerto de Los Cristianos, nos acercamos allí para coger un barco. Había varias opciones de barcos pero al final, como nunca habían subido en uno los niños y no sabíamos si se mareaban o no, decidimos descartar el velero y subimos a uno más sencillo, el Travelin’ Lady.

La embarcación sale desde el muelle de Los Cristianos, navegando mar adentro hasta alejarse unas 3 millas de la costa. Nosotros pudimos ver con tranquilidad varios grupos de ballenas piloto y un par de delfines ¡los muy listos están siempre cerca de las piscifactorías para comerse el pescado que se escapa!

Son unas dos horas navegando y la verdad es que en nuestro caso, la experiencia fue muy chula. La tripulación se portó genial con los peques ¡y hasta les dejó pilotar!

En las aguas de Tenerife tienen el privilegio de contar con gran variedad de delfines y ballenas. Se han identificado más de 29 especies diferentes en aguas canarias (esto supone un 34% de la diversidad mundial), lo que convierte a estas islas en un lugar privilegiado para la observación de cetáceos ¡había que aprovecharlo!

3. Excursión al Teide

Una de las excursiones que sí o sí teníamos que hacer era la del Teide. Teníamos claro que hasta arriba no íbamos a subir porque Little nano es muy pequeño para los cambios de presión del Teleférico, así que hicimos la ruta en coche que va desde el sur hasta el norte.

Y como en esta casa algunos nos mareamos, el plan era hacerlo sin prisa y parando todo lo que pudiéramos, en cada mirador, para disfrutar del paisaje y así también evitamos mareos.

Lo hicimos en una mañana, empezando desde los Gigantes y terminando en La Orotava para comer. La verdad es que fue una excursión para no olvidar. Cada parada era una aventura, había que investigar el paisaje, comparando cómo cambiaba de una zona a otro ¡si hasta parecía que estuviéramos en la Luna!

Una de las cosas que más nos llamó la atención fue que cuando bajábamos no se veía el mar, si no un “mar de nubes”…. ¡impresionante!

4. Lago Martiánez

De bajada del Teide, paramos a comer en La Orotava y dimos una vuelta por el pueblo que fue precioso antes de bajar al Puerto de la Cruz, nuestro siguiente objetivo: El Lago Martiánez, un impresionante complejo de piscinas artificiales de agua de mar y un gran lago con jardines etc…

Cuando miramos por internet el horario ponía que cerraba a las 19:30 así que entre que llegamos a comer tarde a la Orotava etc, llegamos a la puerta cuando eran las 17.50 y la señora de la puerta “muy maja ella” no nos quería dejar entrar porque según ella el cierre del acceso era a las 18.00h. Después de quejarnos y llorar un poco, conseguimos que nos dejaran entrar y disfrutamos durante un buen rato de este paraíso…. eso sí, si alguna vez vais os aviso, es un lugar precioso pero… ¡no esperéis piscinas calentitas! Al menos ese día…. estaban congeladas, cosa que no es impedimento para los peques que por supuesto ¡no salieron del agua!

Por apurar planes no estuvimos todo el día pero es verdad que cuando entramos la mayoría de la gente ya se había ido y los teníamos casi para nosotros solos….

5. Playas para niños

Aunque llevábamos una lista enorme de playas para poder ir con niños, el tiempo era limitado y no pudimos ir a todas las que queríamos (¡nos tocará volver!). Estuvimos en varias cercanas al hotel como la de Los Cristianos y o Las vistas, que la verdad que para ir con los niños están fenomenal porque son muy tranquilas, pero también quisimos probar algo distinto.

Por eso no pudimos irnos del Puerto de la Cruz sin visitar la preciosa Playa Jardín ¡y dejar como recuerdo nuestras construcciones de piedra!

Y como despedida nos fuimos a descubrir la playa de El Médano, siendo conscientes eso sí de que era una playa para surfear ¡pero queríamos algo distinto!

La verdad es que la playa es preciosa, y tiene varias calitas en las que refugiarte del viento y perfectas para ver a los surferos en acción y para… ¡saltar olas!

Allí pasamos nuestra última mañana en Tenerife, de donde nos fuimos encantados del viaje, de haber descubierto cosas nuevas, con la tripa llena de papas arrugás y pescado fresco y muchas ganas de volver para ver todo lo que nos hemos dejado pendiente.

Así que sí, Tenerife ¡volveremos!

 

 

 

desaforos, emprende, maternidad, niños, running

Corriendo por la conciliación: I carrera “Yo no renuncio”

03/08/2018

Como os he contado en otras ocasiones, por fin me he animado a tener una vida más sana y sobre todo a moverme.  Intento salir a correr siempre que puedo, aunque a veces el trabajo o simplemente la velocidad de nuestro día a día no lo permite. Por eso, si puedo, me marco un objetivo para así motivarme y conseguir salir más a menudo.

El último objetivo que me puse fue la carrera de la mujer ¡y lo conseguí!  Con buena compañía y motivación es mucho más sencillo…. por eso cuando Laura de Malasmadres me contó que estaba organizando una carrera para visibilizar a través del deporte la lucha por la conciliación no me lo pensé: una causa que comparto y objetivo para no dejar de moverme ¡me apunté la primera! (casi literalmente…)

Y es que en el Club de Malasmadre no están organizando una carrera cualquiera….si no… la 1ª CARRERA DE OBSTÁCULOS “YO NO RENUNCIO” POR LA CONCILIACIÓN

¿El objetivo? conseguir que 5.000 Malasmadres correrán para visibilizar los obstáculos de la conciliación.

Por si no lo sabes todavía (que raro sería) el Club de Malasmadre es un movimiento social que trabaja por hacer visible el problema de la conciliación laboral y familiar.  Por eso esta carrea es tan importante, ya que más que una carrera será “La fiesta de la conciliación”, el símbolo de la “carrera de obstáculos que toda mujer experimenta en su carrera profesional”, donde la culpa, la presión social o la brecha salarial están presentes. 

¿En qué consiste?

 Con este proyecto se dan la mano deporte e igualdad para visibilizar una realidad social que empuja a que “6 de cada 10 mujeres renuncien a su carrera profesional al ser madres”, según el estudio “Somos equipo”, lanzado por el Club de Malasmadres en 2017.

La carrera en sí son 5 km con 13 obstáculos intermedios que simbolizan las barreras que encontramos las mujeres en nuestra carrera profesional.

La carrera se presentó en Julio en la Malasmadres House, su sede madrileña, con la presencia  personalidades de distintos ámbitos. Desde el punto de vista deportivo estuvieron José Hidalgo, presidente de la Asociación del Deporte Español y el atleta Chema Martínez, que nos hablaron de la necesidad de utilizar esta actividad como reivindicación social a través del deporte.

Como dijo Chema Martínez, la vida es una carrera de obstáculos, están ahí, pero muchos se superan y esta carrera es una analogía a lo que es nuestra vida.

En representación del Ayuntamiento de Alcobendas estuvo Mª del Mar Rodríguez Fernández, la concejal delegada de Deportes y como embajadoras de la carrera junto a Chema Martínez asistieron las periodistas Cristina Villanueva -presentadora de La Sexta Noticias- y  Cristina Mitre -promotora de la plataforma “Mujeres que corren”- quiénes quisieron aportar su granito de arena a este proyecto que simboliza las barreras que encuentran las mujeres cada día y su apuesta por un cambio de políticas sociales en conciliación, igualdad y corresponsabilidad en nuestro país.

Ambas “Cristinas” son dos mujeres muy inspiradoras. Cristina Mitre fue una de las que me motivó a empezar a correr y dijo muchas cosas con las que me sentí identificada, sobre todo cuando contó que hay muchas mujeres que no corren porque les da vergüenza hacerlo delante de los demás y lo entendí perfectamente porque yo fui una de ellas. Me encantó escuchar también como Cristina Villanueva nos contaba cómo intentaba sacar tiempo de debajo de las piedras para ponerse en forma ¡aunque fuera montando equipo con las madres de su urbanización!

Yo correré esta carrera, la correré con Laura, la correré con mis amigas , la correré con mi socia, la correré con el “comando sur”, la correré con todas las malasmadres que se han puesto como objetivo superar todos los objstáculos  y la correré con todas y cada una de vosotras, que como yo, hacéis malabarismos todos los días, saltáis miles de obstáculos y al final conseguís llegar a la meta que es poder disfrutar de vuestros hijos. La correremos juntas en Alcobendas y a distancia a través de Strava.

Como dijo Cristina Villanueva en la presentación “No estás sola…. yo estoy aquí para respirar contigo”

¿Te vienes a correr por la conciliación?

Fecha: 7 de Octubre de 2018

Lugar: Alcobendas (Madrid)

Más info: www.carrerayonorenuncio.com

 

 

 

 

 

 

compras, desaforos

5 cosas a tener en cuenta para elegir gafas de sol este verano

21/06/2018

 

No sé si os pasa a vosotros, pero yo no sé vivir sin gafas de sol durante el verano. Es más, no sé vivir sin gafas de sol durante todo el año.

Desde hace algunos años suelo comprar gafas de sol online  al principio del verano y son las que seguiré usando durante todo el invierno. Incluso a veces combino dos modelos de gafas  distintas en un mismo verano: unas son las que llevo a la playa o a la piscina, que son las que acaban más machacadas al final del verano, y otras son las de diario, las que llevo a trabajar, a tomar una caña…. esas son las que suelo utilizar también durante el invierno.

Continue Reading…

desaforos, planes para el finde

Vamos al zoo en primavera ¡reciclando!

15/05/2018

Pasar un día en el zoo siempre es un buen plan. La mejor época del año es la primavera porque no hace ni demasiado frío ni demasiado calor.

Recuerdo cuando era pequeña y veníamos a Madrid todos los veranos a casa de unos amigos de mis abuelos ¡el zoo era visita obligada aunque muriéramos de calor! Después de aquellas experiencias tengo claro que mejor ir en primavera o a primeros de otoño.

Nosotros llevamos un tiempo planificando nuestra visita al zoo de esta temporada y por fin tenemos fecha ¡lo haremos este finde! Y además lo haremos ¡reciclando! 

Y es que el próximo sábado 19 de mayo, con motivo del Día Mundial del Reciclaje, en el Zoo de Madrid se va a realizar una acción de concienciación con Ecovidrio.

Continue Reading…

desaforos

Yo elijo cuidarme

03/05/2018

Hace poco más de un año decidí que algo en mi vida tenía que cambiar, demasiado estrés, demasiada comida rápida, demasiadas prisas, demasiado cansancio.

Para mí los meses de mayo y junio son los peores del año,  son los que más trabajo tenemos porque se juntan varios eventos y parece que el mundo se acaba cuando llega el calor.

 

Me di cuenta de varias cosas: la primera es que mi “yo estresado” afectaba a mi relación con los demás, estaba malhumorada, constantemente cansada, con muchos dolores de cabeza y sin poder seguir el ritmo a mis hijos. Hasta que me dio una “crisis”, que en mi caso son de vértigos… dos o tres días en cama te dan mucho que pensar, así que decidí que algo tenía que cambiar.

Y el cambio tenía varios puntos claves: moverme, comer mejor, empezar a cuidarme y gestionar mejor mi tiempo. 

Para el primer punto me ayudó mucho mi amiga Mónica, nos fuimos motivando mutuamente y empezamos a quedar para andar antes de recoger a los niños del colegio. Así estuvimos casi todo el curso, hasta que sus horarios cambiaron y ya tuve que empezar a hacerlo sola. Eso sí, algunos domingos madrugamos y nos escapábamos un rato.

Estas salidas a andar eran terapéuticas por el ejercicio que hacíamos y por darle a la “sin hueso”. Así nos desahogábamos del estrés diario, de la casa, de los niños… ¡mano de santo! ¡Si hasta nos hicimos la carrera de la mujer! Vaya experiencia… creo que hay que vivirla una vez en la vida como mínimo.

Poco a poco empecé a cogerle el gusto y cuando tuve que empezar a hacerlo sola me animé a empezar a mezclar andar  y correr. Todo el mundo me decía que me animara, que era muy desestresante y que me vendría fenomenal ¡y tenían razón!

Me costó “la vida” coger ritmo pero al final lo conseguí. Cuando conseguí correr mi primer kilómetro de tirón sin parar no sabéis lo importante que me sentí….Poco a poco he ido avanzando y ya consigo correr más, no podría considerarme una “runner” pero al menos un intento de… lo que he conseguido, además de superarme a mí misma, es encontrar una manera de desconectar durante el tiempo que estoy corriendo ¡y me viene de lujo!

Lo que peor llevo de correr es que me he acostumbrado a ir de pantalón corto cuando voy a hacer deporte y soy una maniática de la depilación, así que he tenido que volver a plantearme el tratamiento láser para olvidarme del tema de una vez. Empecé antes de quedarme embarazada del mayor, pero se me quedó a medias ¡toca terminar lo que empecé!

Otra de las cosas que me propuse fue empezar a comer mejor, junto con unos amigos hicimos la “el reto de la báscula” y conseguí quitarme varios kilos que me sobraban ¡y todavía me queda! Pero lo más importante es que empecé a comer mejor, más tranquila, con las comidas más pensadas… y eso también lo ha notado mi cuerpo. Nada como organizarse para no caer en la comida rápida.

Mi conclusión después de un año “y pico” cuidándome más es que comiendo mejor y haciendo algo de deporte que te ayude a desconectar, tu cabeza va a funcionar mejor y va a ser más difícil entrar en colapso.

Si además le añades que por fin el pequeño duerme toda la noche, mi cara de estrés y mis ojeras han mejorado este año, ya no son tan de oso panda. Mi sueño sería acabar con ellas para siempre y para ello me han hablado de la micropigmentación ¡dicen que permite camuflar las antiestéticas ojeras durante varios años!

Definitivamente, viendo cómo me encuentro mejor y  cómo estoy disfrutando más de los ratos con los peques porque tengo muchas más energías, puedo compartir momentos divertidos con ellos  y me siento más ligera ¡estoy encanta con el camino que he tomado!

Y además… llego a la carrera del próximo domingo con más energías, más en forma y con muchas ganas de volver a disfrutarla como el año pasado ¡pero este año haré el máximo recorrido que pueda corriendo!

¿Y tú? ¿Te apuntas a moverte?

Continue Reading…